¿Qué hacer?

Ruta de Darwin en el extremo sur de Chile

Un ecosistema único que fue de gran interés para el naturalista Charles Darwin. Paisajes, flora y fauna en nuestra Patagonia que nos siguen cautivando hasta el día de hoy

Fue en diciembre de 1832 cuando el naturalista inglés Charles Darwin visitó por primera vez nuestro país. A lo largo de este viaje, y también en su segunda visita al país, Darwin se vió completamente maravillado y sorprendido por las características únicas de los diversos lugares de Chile. Lugar especial ocupan las especies de flora y fauna que tuvo la oportunidad de conocer por primera vez, y aquellos vestigios arqueológicos y geográficos que ayudaron a darle forma a una de sus grandes teorías, la evolución.

Fue en 1831 cuando un joven Darwin decidió embarcarse en una expedición al mando de Robert Fitz-Roy, a bordo de la nave Beagle. Luego de meses estudiando países de la costa atlántica, y luego de un año de expedición, llegaron a la zona austral de Tierra del Fuego, lugar que Darwin describió como “un país montañoso en parte sumergido, de tal suerte que profundos estrechos y vastas bahías ocupan el lugar de los valles”.

Los exploradores al borde del Beagle se adentraron entre fiordos, canales e islas ubicadas a lo largo de Cabo de Hornos, para finalmente desembarcar en Caleta Wulaia. A través de diversas expediciones a pie o a caballo, se llevaron a cabo diversos hallazgos de tipo zoológicos, botánicos, geológicos y paleontológicos. Para Darwin este fue uno de los viajes más importante de su carrera, donde se dió el tiempo de describir extensamente y dibujar aquellos paisajes, especies y pueblos originarios que lo cautivaron.

Hasta la fecha, esta expedición es considerada de gran importancia ya que fue una puerta para conocer más sobre la geografía tanto física como marina de la zona austral del continente americano, abriendo posibilidades a nuevas rutas de comercios. Además se logró recopilar nueva información etnográfica y de la naturaleza, que fueron claves para estudios subsiguientes en torno a pueblos aborígenes, geología, mineralogía y paleontología.

Actualmente, existe una Ruta Patrimonial en esta zona de nombre “Charles Darwin Travesía al fin del mundo” que nos invita a recorrer aquellos lugares de mayor interés para el naturalista. La ruta comienza en la ciudad de Punta Arenas y se encuentra dividida en dos circuitos.

El primer circuito se lleva a cabo en la zona continental de la región y está conformado por 3 unidades territoriales; la Bahía San Gregorio, Puerto de Hambre y Monte Tarn, y en total se pueden apreciar 8 hitos patrimoniales. El segundo circuito se desarrolla a través de los canales magallánicos, y tiene lugar principalmente en Isla Navarino.

santiagonostalgico | Flickr

santiagonostalgico | Flickr

Algunos de los hitos más importantes son:

  • Hito Bahía San Gregorio: Fue en este lugar donde Darwin conoció por primera vez a los patagones o “gigantes de la Patagonia”. Los describió como seres educados, de buenos modales, no tan grandes como se esperaba y destacaba el hecho de que muchos dominaban más de un idioma.
  • Hito Puerto de Hambre: Darwin destaca el cambio de paisaje entre San Gregorio y esta nueva tierra, ya que pasó de estar en una área con escasa vegetación, a una zona con frondosos y abundantes árboles. Destaca la belleza del Monte Sarmiento.
  • Hito Bahía Buena: Zona que permite observar con facilidad la belleza de la fauna marina que habita en la región. Se pueden apreciar lobos marinos, delfines, gaviotas y cormoranes, entre otras aves.
  • Hito Monte Tarn: Fue el 6 de febrero de 1834 cuando el naturalista decidió ascender hasta la cima de este monte. En su travesía tuvo que enfrentarse con una frondosa selva, la poca visibilidad y el clima tempestuoso. En este viaje conoció por primera vez el digüeñe, un hongo comestible muy popular hasta el día de hoy.
  • Hito Cabo San Isidro: En este lugar se encuentra el faro que lleva el mismo nombre. Se recomienda recorrer esta área por la importancia que este lugar tuvo para muchos navegantes y científicos que desembarcaron con el fin de estudiar la zona, incluidos entre ellos Fitz-Roy.
  • Hito Bahía del Águila: Lugar de bellos paisajes donde desembocan dos arroyos rodeados de grandes árboles. En esta área, Darwin fue partícipe del rescate de dos marineros que habían desertado de un ballenero.
  • Hito Lewaia: Pequeña caleta de importante valor arqueológico debido a la presencia de conchales. A Darwin estas piezas le causan gran curiosidad, ya que eran un reflejo de cómo vivían los pueblos nómadas, además de sus colores y belleza inigualable.
  • Hito Wulaia: Darwin conoció por primera vez la zona de Caleta Wulaia cuando Fitz-Roy llevó de regreso a indígenas que había tomado prisioneros por el robo de un navío en una expedición pasada. Aquí ayudó a construir chozas nuevas para los indígenas regresados, además de aprender más sobre la lealtad y tradiciones de estos pueblos.

Además de sus viajes y descubrimientos a lo largo de la Patagonia chilena, Darwin también tuvo la oportunidad de conocer otras ciudades de Chile, estas van desde el Archipiélago de Chiloé, pasando por Valdivia, Isla Quiriquina, Santiago y Valparaíso; donde se dedicó a recorrer Los Andes, y más tarde los puertos de Coquimbo, Huasco y Caldera.

Mostrar más

Articulos relacionados

Close
Close