¿Qué hacer?

Conociendo la fauna nativa del Archipiélago de Juan Fernández

El Archipiélago de Juan Fernández es reconocido a nivel mundial por su ecosistema único, donde cientos de especies de flora y fauna complementan los bellos paisajes de sus islas. A pesar de pertenecer al territorio chileno, Juan Fernández posee animales que no pueden ser encontrados en ninguna otra parte de nuestro país. Te invitamos a conocer algunas de estos singulares animales.

Lobo Fino de Juan Fernández

El único mamífero completamente endémico del archipiélago, esta especie se caracteriza por poseer dos capas de pelo, de ahí su otro nombre de “lobo de mar de dos pelos”. La primera capa corresponde a pelos gruesos, largos y brillantes; mientras que su segunda capa se caracteriza por ser más delgada, densa y de textura lanosa, protegiéndolo de las bajas temperaturas de las aguas. En términos de tamaño, hembra y macho se diferencian significativamente, con la primera alcanzando tan solo 1,4 metros de largo, mientras el macho puede alcanzar sin dificultades los 2 metros.

Estos lobos marinos, también son conocidos por ser amistosos y curiosos mientras se encuentran en el agua y es posible verlos disfrutar y jugar entre ellos. Bajo el agua pueden alcanzar una velocidad de 50 kilómetros por hora, pudiendo viajar hasta 500 metros en un solo tramo.

Actualmente se estima una población de alrededor de 40.000 ejemplares a lo largo de todo el archipiélago. Esta especie se encuentra protegida por el estado chileno, la cual prohibe su caza y la destrucción de su hábitat.

Picaflor de Juan Fernández

Esta pequeña ave nacional es una de las especies endémicas más conocidas del archipiélago, la cual cautiva a aquellos afortunados que pueden verla por sus singulares colores. El macho es reconocido por su singular color anaranjado y puede alcanzar un peso de 11 gramos, una medida superior al promedio de otros picaflores. Su canto suele ser fuerte y rasposo, siendo muy agradable para quienes lo escuchan. Por otra parte, los colores de la hembra son completamente diferentes. El plumaje del área dorsal de la hembra es de un color verde brillante, con una cabeza de color verde azul metálico, y su parte inferior es de color blanco. A diferencia del macho, esta solo llega a pesar 7 gramos y su canto, a pesar de ser igual de agradable, es mucho más suave y tenue que el del macho.

Fardela Blanca de Juan Fernández

Esta bella ave anida solamente en el archipiélago, específicamente solo en la Isla Alejandro Selkirk. A pesar de su nombre, el pelaje de esta especie es una variación de negro, gris y blanco. Sus partes inferiores, junto con sus frente y cara, son las únicas partes de su cuerpo que son de este color, ya que sus partes superiores y sus alas suelen ser grises o negruzcas, mientras que su cola es completamente negra.

Estas aves comparten su habitat con la Fardela de Masafuera, llegando a nidificar en las mismas zonas. A pesar de ser de hábitos similares, la Fardela Blanca es considerablemente más pequeña que la anterior. Esta especie raramente se acerca a la tierra, solamente durante época de reproducción.

Rayadito de Más Afuera

Al igual que la Fardela Blanca, esta ave solo puede ser encontrada en la Isla Alejandro Selkirk, a la cual debe su nombre, ya que antiguamente esta isla era conocida como Isla Más Afuera. Este ejemplar suele habitar los bosques de altura de la isla, aunque se han apreciado ejemplares en menor altura durante la época fría.

El plumaje de la cabeza de esta ave es de un color gris claro, al igual que sus partes inferiores. Su pecho y abdomen es de un color rojizo suave, mientras que sus alas son de color negruzco con pequeñas manchas de colores grises, pardos y blancos. Pero sin lugar a duda, lo más reconocible de esta especie es el color de su cola, al que cual es de color rojizo con dos líneas longitudinales negras, las cuales le dan un aspecto espinudo.

Mostrar más

Articulos relacionados

Cerrar
Cerrar